miércoles, 17 de diciembre de 2008

Plan OFF de WWF Adena


WWF España quiere ofrecer unas herramientas prácticas y sencillas para que todo tipo de entidades, especialmente las ONG y las pequeñas y medianas empresas (PYME), introduzcan el ahorro y la eficiencia energética como elementos principales en la gestión global de sus centros de trabajo, dando así un paso más allá para sumarse al reto de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático. Dado que a menudo se trata de introducir medidas sencillas o cambios de hábitos de comportamiento de los trabajadores, no será necesario realizar importantes desembolsos económicos, por lo que resulta de gran importancia dotar a estas organizaciones de las herramientas necesarias para que puedan autogestionar y optimizar sus consumos energéticos.





Todo ello y a través de la página Oficinas Eficientes, se puede acceder a una guía interactiva y práctica para que cualquier entidad u organización preocupada por disminuir su huella de carbono, conozca cuáles son los pasos que tiene que dar para implantar un plan de ahorro y eficiencia energética en sus oficinas o centros de trabajo, y definir una serie de medidas para reducir sus consumos energéticos y emisiones de CO2. Dada la especial relevancia que puede llegar a suponer la factura energética para ciertas entidades, la Guía está especialmente dirigida a responsables de oficinas de PYME y ONG, complementándose con una herramienta informática que facilita el inventariado de los consumos energéticos y de emisiones de CO2 en oficinas, como apoyo al plan de mejora de la gestión energética del centro de trabajo.



Si bien tradicionalemente las ONG y las PYME no son percibidas como grandes consumidoras de energía, ambas presentan una responsabilidad destacada sobre las emisiones de CO2. En sus centros de trabajo se consume energía y se utilizan numerosos bienes y servicios. Por ejemplo, se consume electricidad para iluminación, climatización y el funcionamiento de diversos equipos (ordenadores, fotocopiadoras, ascensores, refrigeradores...). En sus oficinas también se consumen otras fuentes de energía, como por ejemplo gas natural, para la producción de agua caliente y para cubrir las necesidades de calefacción. Asimismo, sus empleados pueden necesitar consumir combustibles fósiles para desplazarse desde sus residencias a sus puestos de trabajo en medios de transporte motorizados, y también a la hora de realizar otro tipo de viajes por motivos laborales.
Hasta las acciones más pequeñas y sencillas encaminadas a la reducción de los consumos energéticos pueden tener un gran impacto positivo global si todos los actores implicados las ponen en práctica.

... impecable campaña; vamos a ver si se consigue algo de concienciación.

Enlaces: Oficinas Eficientes , WWF España
Visto: soitu.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario